Plantación de té de Areeiro

La bebida más consumida del mundo

Puntos de Interés Observer®

Temáticas científicas



¿Por qué es interesante este Punto de Interés?

Dentro del género Camellia la especie más cultivada y de mayor valor económico es Camellia sinensis, ya que a partir de las hojas de dos de sus variedades, C. sinensis var. sinensis  y C. sinensis var. assamica se preparan los diferentes tipos de té, que es, tras el agua, la bebida más consumida en todo el mundo.


  • Para saber más sobre este Punto de Interés pulsa aquí...

  • Imágenes




    Información al viajero

    Comer y dormir

    •   Hoteles
    •   Campings
    •   Casas Rurales
    •   Restaurantes
    Para hacer Turismo Científico

    •   Itinerarios científicos
    •   Guías especializados en Turismo Científico
    •   Sinaléctica
    Investigación científica

    •   Especies protegidas
    •   Proyectos I+D+i
    •   Divulgación de resultados de investigación científica
    •   Seguimiento de los valores naturales
    Perfil de viajeros

    •   Público general
    •   Grupos organizados
    •   Centros educativos
    •   Investigadores científicos
    Actividades destacadas de Turismo Científico

    •   Ciencia Ciudadana
    •   Voluntariado científico
    •   Rutas botánicas
    Cómo llegar?

    •   Coche
    Divulgación científica

    •   Programas públicos de divulgación científica
    Cuando ir

    •   *Solo ofrece visitas concertadas


    Actividades

    Ruta de ciencia a Areeiro

    Ruta guiada al parque botánico de Finca Areeiro


    Para saber más

    Areeiro posee la primera plantación de té en Galicia. Es una plantación experimental que desde hace más de 10 años se dedica a estudiar la productividad y rentabilidad de esta planta. De esta forma se analizan variedades y se seleccionan clones que muestren las mejores condiciones de adaptación al área de cultivo, mayor producción y mejor resistencia a las posibles plagas y enfermedades.



    El mayor productor mundial de té es China, a pesar de que la mayoría de té consumido en occidente procede de la India y Sri-Lanka. Esta planta es originaria de la zona que se encuentra entre las actuales China y Vietnam, desde donde se expandió su cultivo y uso en el s. IX a Japón, en el s. XII a Korea, India, Australia, Taiwan… Es una planta tan habitual y de tanto consumo que en muchos hogares de Asia, es habitual tener plantas de té propias para autoconsumo. Su uso está datado del año 3000 (a.C) y su cultivo sistemático en el año 300 (d.C). En Europa el té llega a comienzos del s. XVI a través de los portugueses. 


    Las flores están situadas en grupos de 2 o 3, floreciendo desde otoño, hasta principios de invierno, blancas, con los estambres de amarillo brillante. Prefiere suelos ligeramente ácidos y puede crecer, tanto en lugares de sombra como soleados, cuando la exposición solar no es muy intensa.


    Todos tipos de té que podemos encontrar en el mercado se hacen con la misma especie Camelia, Camellia sinensis. Lo que varía, es el tipo de hoja que se recolecta, el tratamiento posterior que se le da a la hoja y las mezclas con otras especies, como el famoso té Earl Grey que se aromatiza con aceite de bergamota.


    Hay 4 variedades básicas de té:


    Té blanco: Se produce en cantidades muy pequeñas, principalmente en Sri Lanka y China. Para su elaboración se colectan solamente las yemas apicales antes de que se abran. Antiguamente este té estaba reservado para la alta nobleza y los emperadores. A pesar de su nombre el color del té no es blanco, es amarillo muy pálido, pero recibe su nombre de la vellosidad blanco-plateada que recubre las yemas.


    Té verde: Se obtiene a partir de los brotes jóvenes, colectando entre 2 o 5 hojas dependiendo de la calidad del té que se quiera elaborar.


    Té oolong: Se llama así por la región china de donde procede este método. Una vez recogidos los brotes, se marchitan al sol y luego se meten en habitaciones a secar, pero para que alcancen un grado de humedad de aproximadamente el 20%. En este proceso se van sacudiendo las hojas cada hora, lo que hace que adquieran un reborde rojo y se activen procesos enzimáticos. Una gran parte del té que se toma en el mundo es té oolong.


    Té negro: Los tiempos y métodos varían mucho de una región productora a otra, pero se basan en el mismo proceso de hacer que el té fermente mucho más que los anteriores, lo que hace que posea más cafeína.


    Té rojo: Es una variedad de té negro que tiene su origen en la región de Pu Her en China. Se fermenta en barricas de roble por eso adquiere el color rojo.

    ¿Tienes alguna duda?

    Contacta con nuestro departamento de atención al cliente para cualquier pregunta sobre Observer

    Contactar

    Iniciar sesión

    ¿Has olvidado tu contraseña?